viernes, 16 de enero de 2009

Bromelia balansae, Piña de flor, Guzmania


Bromelia balansae, Piña de flor, Guzmania
Nombre/s comunes: Bromelia, Piña de flor, Guzmania

Origen: Tropical (Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay)

Familia: Bromeliáceas
Características

Hojas: El estilo de las hojas depende de la especie, pero generamlente son de disposición alterna y en espiral, formando rosetas que le sirven para almacenar el agua de lluvia. Son puntiagudas y sus márgenes son aserrados, y el tono varía según la clase de bromelia. La guzmania, la más común, presenta hojas de color verde brillante El género aechmea, también muy conocido, tiene hojas ligeramente azuladas. Con el crecimiento, las puntas de las hojas se vuelven rojas, llegando éstas a adquirir un aspecto de flor.

Flores: Son bisexuales, grandes y vistosas. Surgen del centro de la roseta formada por las hojas. Los pétalos presentan escamas y colores fuertes.

Estilo: Es una de las plantas de interior más decorativas que existen.

Altura: Alcanza hasta un metro de altura.
Cuidado

Abono: Hay que abonar cada 15 días en verano y en primavera con una mezcla de tierra de jardín, turba y arena a partes iguales. También podemos incluir en el riego un abono universal.

Riego: No conviene regar demasiado, basta con que llenemos la copa de la roseta formada por las hojas una vez por semana. Sin embargo, no viene mal roaciarles ligeramente con un poco de agua cada dia o instalar cerca un humidificador. Entre riego y riego hay que dejar secar la tierra, y en invierno, debemos dejar de regarla.

Luz: Prefieren la exposición a la luz, aunque no directamente al sol. Por ello hay que colocarla en lugares luminosos que no reciban plenamente los rayos solares y que tengan buena ventilación.

Temperatura: Es una planta de interior que necesita calor durante todo el año, entre 15 ºC y 25 ºC. Sin embargo, podemos sacarla al exterior siempre que las temperaturas sean altas.

Sustrato: El suelo ideal para el cultivo de la bromelia debe estar formado por tezontle y cáscara de macadamia triturados, carbón en pequeños trozos, tierra de hoja o compost, corteza de árbol, cáscara de coco, tierra y musgo. Estos materiales aseguran el drenaje del agua y evitan que las raíces se pudran por un exceso de la misma. No es recomendable el uso de fertilizantes, que mal utilizados pueden causar daños irreparables en la planta.

Multiplicación: Puede llevarse a cabo a través de semillas o por la plantación de retoños. El primer método no es muy adecuado, ya que las plantas pueden tardar hasta seis años en alcanzar la madurez. Por el contrario, los retoños se convierten en adultos en un periodo no superior a tres años.

Floración: Se produce cada dos o tres años, entre los meses de abril y junio.

Plagas y enfermedades: Una bromelia bien cuidada raramente desarrolla enfermedades. Sin embargo, algún descuido en su mantenimiento puede dar lugar a la aparición de hongos o la invasión de insectos, generalmente pulgones, que causan daños en las hojas, flores y raíz.

Debemos inspeccionarlas de forma continua para evitar cualquier tipo de plaga. Si observamos algún insecto, aplicaremos insecticida. Para evitar la propagación de hongos esterilizaremos el recipiente en el que vayamos a cultivar la planta.

El exceso de riego puede provocar que la roseta se pudra, al estar la tierra siempre mojada. Para evitar esto, vigilaremos frecuentemente la planta y, si observamos alguna mancha negra en sus hojas, dejaremos de regar.

La exposición directa al sol puede marchitar sus hojas en sólo diez minutos, por lo que hay que colocarla en lugares luminosos pero no expuesta directamente a los rayos solares.

Otros datos de interés

¿Jardin o macetero?: Es una planta de interior, por lo que se cultiva en macetas.

Resistencia al frío/calor y humedad: Debido a su origen tropical, la bromelia necesita humedad constante. Por ello, conviene pulverizar sus hojas de forma frecuente.

Posible usos culinarios, salud, cosméticos:
La bromelia está destinada principalmente a la decoración de interiores. Por su fácil cuidado, es una de las más demandadas a la hora de decorar el hogar.

También es utilizada en la artesanía: con sus fibras se confeccionan sogas, canastos y otros similares.
Curiosidades

Es una planta resistente que no requiere muchos cuidados, por lo que es ideal para aquellas personas que no disponen del tiempo suficiente para ocuparse plenamente de su cuidado pero que quieren tener flores para decorar el interior de sus casas.

Es muy decorativa, quizá una de las más vistosas, y es muy utilizada en el arte del minimalismo.